Sin categoría
nov 22, 2006

Cash Luna ::El cuerpo, miembro de Cristo Parte #1

Si mi cuerpo es templo de Dios y si mi cuerpo es miembro de Cristo, debo de respetarlo más.

La Palabra del Señor en Filipenses 3:17-19 dice: “Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal”.

En los últimos domingos he venido enseñando acerca del uso del cuerpo, su relación con la unción del Espíritu Santo y la bendición de Dios. He dicho que Jesús sacrificó su cuerpo en la cruz del Calvario, que somos salvos por la ofrenda del cuerpo de Cristo, y que el Señor vive no en nuestra mente sino en nuestro cuerpo, porque nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo.

Cuando hablamos de las personas cuyo dios es el vientre, debemos tener cuidado de no voltear a ver a los gorditos, porque hay delgados que comen como degenerados, pero su metabolismo les ayuda.

Hablando de aquellos para los cuales su dios es el vientre, hay dos extremos: Los que comen todo sin importarles, y por otro lado los que se cuidan haciendo ejercicios, comiendo bien y tomando vitaminas, pero no para el Señor sino para lucir su cuerpo y seducir con él.

En ocasiones les he dicho a muchos jóvenes que se nota cuando viene su luna de miel, porque sólo gimnasio y dietas son. Tener bien su cuerpo para entregarlo a su esposa o esposo está bien, pero ¿cuándo los motivó el Señor a hacerlo? ¡Nunca! Su motivo es la luna de miel, no Jesús. ¿Qué pasó con el señorío de Cristo? ¿Puede más una luna de miel o el miedo a la muerte, que el hecho que tu cuerpo es el templo del Espíritu Santo y es para el Señor? ¿Quién es tu Señor? Si quieres tener bien tu cuerpo para las relaciones sexuales, entonces, el sexo es tu señor.

El motivo por el cual debemos tener bien nuestro cuerpo es porque en él habita el Señor Jesús; ese es el motivo correcto y por eso debemos mantenerlo lo más saludable que podamos.

En Filipenses 3:12-14 dice: “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto, sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está adelante, prosigo a la meta, al premio supremo llamamiento de Dios en Cristo, Jesús”.

¿Cuántos tienen llamado del Señor? El problema no es el llamado, pero obtener el premio; todos debemos trabajar de manera de obtener el premio. Puedo tener llamado y no obtener el premio. Si no te interesa el premio, no te interesa terminar bien tu llamado. Si no me dan premio, no terminé bien mi llamado.
Nosotros, los llamados, tenemos el deber de mantener bien el cuerpo para cumplir el llamado y obtener el premio.

No hay nada que Dios nos prohíba comer, excepto sangre. Después de eso, todas las comidas no son prohibidas, por lo tanto, tú eliges qué comer. No quiere decir que ya no hay alimentos malos. Por ejemplo, Dios me ha dado apetito y estómago para digerir los alimentos, pero esto no quiere decir que debo de comer más de lo necesario. El cuerpo es para el señor Jesús y el señor Jesús para el cuerpo.

El cuerpo es miembro de Cristo. Cuando tocas a tu cuerpo, tocas a Cristo, porque el cuerpo es miembro de Cristo, no dice nuestra mente. Tenemos la mente de Cristo, pero no dice que es la mente la que pertenece a Él. Por esto, podríamos decir, como tratas a tu cuerpo, tratas a Cristo.

No está de más decirte que como uno trata a su mujer, así también trata su cuerpo, porque son una sola carne. Lo que le haga a mi mujer me lo hago a mí. Cada vez que tratas mal a tu esposa algo malo te ha de pasar a ti, porque lo que a ella le hacemos nos lo hacemos a nosotros.


Fatal error: Uncaught CurlException: 28: SSL connection timeout thrown in /home/buenavid/public_html/blog/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 825