Sin categoría
ene 30, 2007

Alegrate Con La Mujer De Tu Juventud

Pastor: Cesar Castellanos
” Bebe el agua de tu propia cisterna, los raudales de tu propio pozo. ¿Acaso han de derramarse tus fuentes por las calles y tus corrientes de aguas por las plazas? Sean ellas para ti solo, no para los extraños que estén contigo. ¡Sea bendito tu manantial y alégrate con la mujer de tu juventud, cierva amada, graciosa gacela!Que sus caricias te satisfaganen todo tiempo y recréate siempre en su amor”. Proverbios 5: 15-19

El hogar es como un manantial, donde el agua es como un refrigerio, una fuente de agua viva, como el agua fría a el alma sedienta trae refrigerio así también el matrimonio va a ser como un manantial de agua fría, fresca. El agua fría también sirve para apagar la pasión, no tienes que ir al manantial del vecino sino deleitarte con la mujer de tu juventud.

El amor romántico es para usted, el amor de pareja es para usted, y dice sean para ti solo y no para los extraños contigo. En la vida conyugal, el vigor se representa a través del esperma que el hombre expulsa en la intimidad conyugal. Cuando el hombre empieza a tener relaciones fuera del matrimonio esta dando su fuerza a extraños, se esta saliendo del límite, esta traspasando parámetros. ¿Qué es pecado? Es traspasar el lindero , es salirse de lo establecido por Dios, de la ley que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros.

Y sigue diciendo Salomón, sea bendito tu manantial. Cuando la persona empieza a tener relaciones extramatrimoniales, ya contaminó su hogar y perdió la bendición que hay para la familia. Dice sea bendito tu manantial y alégrate con la mujer de tu juventud. Alégrate no dice discútale, no dice peléale, grítale, no dice humíllala, dice alégrate, o sea la relación de pareja debe de proporcionar alegría no tristeza. Cuando usted va para su casa piense, me voy a encontrar con mi dulce esposa me va a recibir con tremendo abrazo y me va a decir como te extrañe.

Cuando logramos establecer una relación de armonía a nivel de pareja el ambiente cambia, en todos los aspectos porque parte de la alegría es gozar de una sana y estable relación intima. Algunos se han vuelto tan espirituales que ni tocan a su señora, ni la miran, parte de la alegría es tener una armonía sexual plena. Hay muchos hombres que no saben tratar su mujer en la intimidad y se les olvida que la mujer tiene una fisonomía completamente diferente a la del hombre.

Toda mujer quiere sentirse valorada, que es importante y que no es un objeto sexual. Muchas mujeres se sienten poca cosa cuando sienten que el hombre piensa en ella solamente en la intimidad y en lo demás las anulan. Yo creo que uno debe reconocer sus errores, que fue lo que lo orientó a usted en la parte sexual, de donde usted obtuvo la información con respecto a lo que usted sabe sobre el sexo. Y va a encontrar que mucha de esa información usted la obtuvo en una película pornográfica, en una revista de segunda categoría y no ha buscado la orientación Bíblica y de allí que es factible que la información que usted tenga acerca de la vida sexual de éxito es una orientación totalmente equivocada.

Algunos han pensado que el sexo fuera del matrimonio es lo ultimo, y eso lo dijo el proverbista, que la mujer adultera usa ese lema, (ven que el pan comido en lo oculto es delicioso). Esas relaciones extramatrimoniales son lo ultimo, algunos se creen don juanes, y piensan que aquella mujer lo esta seduciendo porque usted es imposible, pero lo que ella hace es porque tiene problemas financieros, y no se le olvide que hay mujeres que son maestras en seducción. Salomón dice, alégrate con la mujer de tu juventud, aquella que hizo el pacto contigo en el altar, esa mujer fue la que tuvo el valor de decirle en el altar, te seré fiel hasta la muerte, si es una mujer valiente, tuvo el valor de casarse contigo.

Usted no tiene porque gastar esfuerzo, ni finanzas en la mujer ajena, porque dice la Biblia que la mujer es la gloria del hombre. Si yo miro a una mujer veo la clase de vida que le da el marido, o es una mujer amargada o feliz. Dios le dio lo que usted merece, el hombre mismo hace a la mujer, o la dignifica o la humilla, pero esa es tarea del hombre.

Lo lindo es que en la vida intima no hay culpabilidad, la pareja puede disfrutar de una relación en la bendición de Dios, no tiene que ocultarse de la presencia del Señor. El Señor esta presente en la relación, dice la Biblia que después de que Dios creo a la mujer y el hombre, dice el Señor, y vio Dios todo lo que había hecho y he aquí que era bueno en gran manera, Dios creo el sexo, Satanás es el que ha corrompido el sexo, el que lo ha transformado en algo abominable , vil y vergonzoso, pero dentro de la relación de pareja hay bendición y santidad.