jun 14, 2009

Otoniel Font – La experiencia de la Fe – Ensancha 2009

La paz y prosperidad en tu vida dependen de los altares que edifiques para que el Señor te permita abrir pozos donde encontrarás los ríos de agua viva.

Génesis 26:1-3 Después hubo hambre en la tierra, además de la primera hambre que hubo en los días de Abraham; y se fue Isaac a Abimelec rey de los filisteos, en Gerar. Y se le apareció Jehová, y le dijo: No desciendas a Egipto; habita en la tierra que yo te diré. Habita como forastero en esta tierra, y estaré contigo, y te bendeciré;
Isaac, hijo de Abraham nos ofrece una lección de fe en medio de la necesidad. Todas las generaciones pasan por tiempo de crisis pero el Señor no da la misma solución a todas. Los problemas se superan basándose en principios.

Génesis 26: 12-14 Y sembró Isaac en aquella tierra, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo Jehová. El varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos le tuvieron envidia.
Tan pronto Isaac recibe el principio de la siembra y cosecha vienen los problemas. Nota que la bendición de Dios no lo eximió de conflictos, al contrario, cuando prosperas siempre vienen momentos hostiles provocados por la envidia. Entonces no puedes quedarte en esta primera dimensión de fe que es sembrar y cosechar. Abraham había prosperado abriendo pozos y heredó esa profesión a su hijo. Imítale y busca las corrientes de la vida en la profundidad.

Génesis 26: 23-24 Y de allí subió a Beerseba. Y se le apareció Jehová aquella noche, y le dijo: Yo soy el Dios de Abraham tu padre; no temas, porque yo estoy contigo, y te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia por amor de Abraham mi siervo.
Beerseba significa el lugar de la promesa. Nota que Dios le habló en el momento más oscuro. Isaac ya había prosperado pero sentía temor. Muchas veces nos encontramos en momentos similares, estamos recogiendo la cosecha pero nos falta paz y reposo. La verdadera experiencia de la fe no acaba en la prosperidad sino en el fin de los conflictos.

Génesis 26: 25: Y edificó allí un altar, e invocó el nombre de Jehová, y plantó allí su tienda; y abrieron allí los siervos de Isaac un pozo.
Ese era el secreto de la bendición de Abraham. Él no necesitó ejércitos como David o grandes milagros como Moisés. Su método era edificar altares porque sabía que mientras más alto llega la ofrenda más profundo se pueden buscar las fuentes del Espíritu Santo. Si construyes altares Dios te permitirá abrir pozos para que descubras lo que ha puesto dentro de ti y encuentres los ríos de bendición. Esa es la combinación perfecta para prosperar y no tener conflictos.

Génesis 26: 28: Y ellos respondieron: Hemos visto que Jehová está contigo; y dijimos: Haya ahora juramento entre nosotros, entre tú y nosotros, y haremos pacto contigo,
Después de edificar el altar, Isaac recibió la visita de aquellos que le había rechazado y que en ese momento querían reconocerlo. Cuando vives una real experiencia de la fe, el Señor rebela al mundo quién eres.

Génesis 26: 32 En aquel día sucedió que vinieron los criados de Isaac, y le dieron nuevas acerca del pozo que habían abierto, y le dijeron: Hemos hallado agua.
Finalmente Dios le dio paz representada en esa agua que encontró en las profundidades. De nada sirve cosechar si te encuentras en batalla y aflicción. No queremos solo prosperidad, anhelamos la paz para poder disfrutar del fruto de nuestro trabajo. El mundo puede darte prosperidad pero nunca paz. Por el contrario Jesús quiere dártela de una forma tan impresionante que sobrepasa todo entendimiento. Todo lo que debes hacer es alcanzar una experiencia de fe que logre la conexión entre el altar y el pozo. Si buscas la gracia profunda de Dios primero edifica sobre el altar. Todos queremos que los ángeles bajen, pero primero debe subir nuestra ofrenda.
Busca llegar a la dimensión más alta de la fe, no te quedes en la siembra y la cosecha, edifica altares para poder abrir pozos que te revelen los dones del Espíritu Santo. Dios quiere prosperarte y sobre todo darte la paz.

Fuente

4 Comments

  • dios lo vendiga pastor pido la oracion por la alcaldesa lucidia ruiz de municipio esteller portuguesa venezuela

  • necesito que usted pastor me aconseje, de algo con lo que lucho, ayudeme porfavor. dios le bendiga. gracias

  • me da un gusto y placer poder saludar a los pastores de las diferentes iglesias que Dios bendiga grandemente, y mil bendicion en todo y porsiempre cada dia sobre todo a los siervos de Dios que cada dia hacen sus esfuerzos sin recibir nada a cambio.

  • Muy linda reflexión. Gracias.

Leave a comment

Recive por correo

Ingresa tu Correo:

Debes revisar tu correo para la activación

Buscar

Google +

Facebook

Siguenos en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y refresca esta página.

Biblia en linea

YouVersion Reading Plans

Categorias

Recomendaciones